En 1841 fletó un tren para un grupo de personas que iba a un congreso de alcohólicos anónimos; Cook quería ofrecer a la clase trabajadora algún tipo de entretenimientos. Así, vendió un recorrido de 19 kilómetros cobrando un chelín por persona (unos tres euros actuales)

Thomas Cook

Propuesta de Viaje de 1922